HISTORIA

La idea de ROSEP es lograr una unión y un discurso común sobre determinados temas que la actualidad penal y penitenciaria están poniendo sobre la mesa y que necesitan una respuesta o una reflexión conjunta. De aquí la importancia de tomar conciencia de la necesidad de hacernos más fuertes, de mostrar posturas unitarias y de conocernos y apoyarnos mutuamente.

Es a partir de aquí donde comienza su andadura esta plataforma a la que llamamos ROSEP  (Red de Organizaciones Sociales del Entorno Penitenciario), una red de ámbito estatal, formada por organizaciones del Tercer Sector que intervienen en las prisiones y en su contexto.

ROSEP es una red avalada por la experiencia de un número importante de organizaciones que comparten sus fines, objetivos y actuaciones encaminadas a la transformación del contexto penal y penitenciario y también una red con vocación de trabajar con otras plataformas estatales e internacionales, administraciones públicas, entidades, medios de comunicación… y con un marcado sentido de creencia en las relaciones externas.

Esta red surge en base a la detección de necesidades que las entidades que trabajan en este ámbito han venido detectando, y que han motivado la unión de las mismas con el objetivo de ofrecer mejores y más coordinadas respuestas a los problemas y disfunciones que se producen en relación con las personas afectadas por la Justicia Penal, las que están privadas de libertad o se hallan sujetas a penas y medidas alternativas a la prisión o medidas de seguridad y a los problemas que nos surgen en el día a día las entidades que trabajamos con esta población.

Algunos de esos aspectos son:

  • La defensa de los Derechos Humanos y la Justicia social como pilares básicos del Estado y valores fundamentales de la labor de las propias entidades sociales.
  • La necesidad de establecer canales de comunicación con la administración penitenciaria más eficientes y representativos.
  • La necesidad de intervenir y participar en las decisiones que en política penitenciaria se adopten para mejorar el funcionamiento del entorno penitenciario.
  • La necesidad de crear un espacio común para compartir experiencias y recursos de atención a las personas privadas de libertad en su proceso de tratamiento y reinserción.
  • La necesidad de revisar y reflexionar acerca del alcance que tiene la aportación e implicación de las entidades colaboradoras con la administración penitenciaria en el devenir de las personas con las que se interviene y participan en sus programas.
  • La necesidad de reflexionar sobre cuál es la importancia y valor real del trabajo que desarrollamos las distintas entidades en los centros penitenciarios donde se interviene.
  • Profundizar en los modos de hacer efectivo el ejercicio real de los derechos de las mujeres y hombres que se encuentran privados de libertad.
  • La necesidad de visibilizar la realidad de las mujeres y hombres privados de libertad en la sociedad.
  • La necesidad de ofrecer mejores respuestas a las necesidades detectadas en el trabajo con las mujeres y hombres presos.
  • La necesidad de visibilizar la realidad de las mujeres reclusas y las discriminaciones que sufren por razón del género, buscando una respuesta adecuada a sus verdaderas necesidades.
  • La necesidad de complementar las actuaciones que se llevan a cabo dentro de las prisiones para dar respuestas a otros condicionantes extra-penitenciarios que configuran la realidad de las personas privadas de libertad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s